julio 21 2014

UN ATROPELLO ASÍ NO PUEDE QUEDAR IMPUNE

El atentado contra el avión de Malasyan cuando volaba territorio de Ucrania, controlado por los rebeldes, es una de las violaciones a los derechos humanos más grande de los últimos años.
Las personas que allí murieron de forma inocente; muchos niños que viajaban con sus padres; no tienen culpa alguna de un conflicto absurdo, fomentado por los deseos imperialistas de un personaje sin escrúpulos como es Vladimir Putin; que está convirtiendo su país en una nueva dictadura; no de formas y maneras; pero si de hecho.
Cualquier persona que viaja a Rusia a establecer negociaciones comerciales; puede dar testimonio de ello; allí no se mueve un papel sin que los oligarcas saquen partido de ello; mientras una parte del pueblo sigue con rentas de miseria.
Rusia, debe de cargar con la responsabilidad, de que una batería de misiles sin control derribará el Boeing 777.
Occidente, no puede mirar hacia otro lado; no se trata de generar más violencia o responder con ella; todo lo contrario, pero si mostrar firmeza y unidad en las decisiones; un atropello como este no puede quedar impune.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado julio 21, 2014 por gervis en la categoría Articulo