junio 27 2012

UN MAL SUEÑO DE VERANO

Por naturaleza uno debe de creer siempre en la buena intención de las personas y sobre todo no juzgar.
Dicho esto, es fundamental conocer el Evangelio y la fe que se dice practicar y creer.
No se puede estar defendiendo el juego, el vicio y lo que conlleva y decir que uno es cristiano.
Lo digo, porque hay personas se Madrid que se llaman católicas y dicen defender ese proyecto.
No dudo que la intención final sea buena, crear puestos de trabajo; pero es a costa de vicio, de familias rotas y de injusticias.
El fin no justifica los medios y no se puede defender este proyecto descabellado de juego.
Llama la atención de como se recibe en Barcelona y en Madrid a los representantes del señor Adelsón, este señor, representa todo lo contrario a los valores occidentales de justicia y progreso y tiene la osadía de pedir una legislación a su medida y lo más triste es que hay políticos dispuestos ceder en sus pretensiones.
Espero y deseo firmemente que el proyecto Eurovegas, sea un mal sueño de verano.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado junio 27, 2012 por gervis en la categoría Articulo