febrero 12 2016

UN POCO DE HISTORIA

Alguien tiene que poner pie en pared y decir de forma clara a estos grupos emergentes de la ultraizquierda, que la transición española, con los defectos que haya podido tener, fue un acto de generosidad de todos para todos, el perdón mutuo, el sentido común prevaleció.
Repasando la historia, se puede recordar a tanto indocumentado que la Cortes franquistas, se hicieron el “harakiri”, dando paso a unas elecciones libres y a la creación de un Parlamento democrático en el que estaban personalidades que llegaron del exilio, junto con otras procedentes del régimen anterior.
La generosidad y el no llevar cuentas del mal, fue un elemento clave; evidentemente que hubo dificultades de todo tipo que salvar, pero prevaleció la concordia y el sentido común.
Después de los gobierno de Adólfo Suarez y UCD, Felipe González, en su primera legislatura, consiguió una gran victoria electoral, que le propicio una mayoría abrumadora de 202 escaños, enfrente estaba una oposición liderada por Fraga muy débil y con pocos apoyos; sin embargo, Felipe González, creo la figura de líder de la oposición y mostró respeto a la pluralidad del país acometiendo reformas para todos, sin crear bandos de buenos y malos como algunos ahora pretenden.
Alguien, tiene que decir a estos “jóvenes” que han encontrado una España infinitamente mejor que la de sus padres, que la convivencia es intocable y que para repartir riqueza, primero hay que generarla; alguien, tiene que decirles que menos prepotencia y más humildad, que antes que ellos, muchas generaciones de españoles, han trabajado mucho para llegar hasta aquí y que no vamos a consentir la inmensa mayoría, que nos dejen sin luz como ocurre en Venezuela a diario por haber llevado el país a la quiebra; que no vamos a consentir, que se quiebre la convivencia de todos y para todos, en un país en libertad y con derechos.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 12, 2016 por gervis en la categoría Articulo