septiembre 4 2012

UNA GRAN PERDIDA

Incansable siervo del Evangelio, así ha calificado el Santo Padre Benedicto XVI al Cardenal Carlo María Martini, fallecido el pasado fin de semana.
Más de doscientas mil personas pasaron por su capilla ardiente, en la Catedral de Milán, otras quince mil asistieron a su funeral, que conto con la presencia de varios Cardenales y en el que se dio cita el Primer Ministro de Italia,Mario Monti.
Deja una profunda huella de amor a la Iglesia, de mente abierta, de persona comprometida con el Evangelio.
Sus trabajos, sus escritos, llenos de clarividencia quedarán para el futuro y muchas de sus predicciones serán vistas por generaciones futuras.
Siempre, este hombre de concordia y de gran inteligencia, estuvo comprometido con la búsqueda de la verdad, desde la caridad y sin imposición alguna.
A pesar de que su nombre siempre estuvo en la lista de papables, su humildad y su fidelidad a la Iglesia, le hizo aparecer en segundo plano.
Descanse en paz.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado septiembre 4, 2012 por gervis en la categoría Articulo