noviembre 21 2013

UNA NUEVA FORMA DE COMUNICAR

La llegada del sacerdote José Maria gil Tamayo a la Secretaria General de la Conferencia Episcopal, puede suponer en los próximos meses y años un enfoque nuevo en la comunicación eclesial y en la propia misión y utilización de los medios de comunicación al servicio de la Iglesia.
Es necesario estudiar y analizar sin prisa, pero sin pausa, los contenidos de estos medios y los modos y formas de presentar la realidad de cada día y porque no, la propia fidelidad a la Iglesia y al Evangelio de los propios profesionales; sin que eso, deba suponer entrar en ninguna conciencia; pero parece lógico, buscar la coherencia en todo momento.
Otro aspecto importante, que se debiera abordar es la definición de objetivos, que en modo alguno deben de pasar exclusivamente por la cuenta de resultados, es decir por los beneficios.
Con una definición del horizonte, se debe de poner en primer lugar la evangelización y el buen ejemplo y en segundo el resultado económico; por ello es importante dedicar partidas económicas de la propias Iglesia para esta misión concreta, pero no para otras coyunturas de tipo temporal o político; por ejemplo para pagar fichajes millonarios de “estrellas” de la comunicación;.que en otros medios tienen sentido pero en medios católicos y en la nueva realidad que se abre no.
El EGM y el “share”, los datos de audiencia no deben de ser un objetivo primordial (evidentemente si son buenos mejor) sino buscar, el autentico servicio y la misión; no sólo estando en todos los acontecimientos religiosos importantes, sino a través de la pastoral indirecta, es decir el mensaje, las formas, el ejemplo al estar presente en la sociedad.
Todo esto no es fácil; ni mucho menos; pero que hay que intentarlo y debiera ser objetivo de los próximos meses y años; estoy seguro que a pesar de la muchas resistencias que puedan surgir, por intereses contrapuestos, se podrá conseguir.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 21, 2013 por gervis en la categoría Articulo