febrero 15 2016

VIAJE FRUCTÍFERO DEL PAPA A MÉXICO

La visita del Santo Padre a México, está haciendo historia, no sólo por sus mensajes sino por los lugares que visita, zonas mayormente deprimidas, donde la pobreza abunda y donde el narcotráfico, casi campa a sus anchas.
El testimonio del Papa ante los Obispos del país azteca, es claro, les pide testimonio, coherencia y unidad, les pide estar especialmente con los que menos tienen y más sufren, en un país de graves diferencias económicas; donde unos pocos tienen casi todo.
Es un testimonio que como debe ser, pone al Evangelio en el centro de la actividad pastoral en las diócesis mejicanas.
El reto de llevar la esperanza a millones de personas, que viven en la pobreza, es una labor que requiere por parte los cristianos ejemplo y coherencia.
El ejemplo coherente de un cristiano es siempre multiplicador y vale más que cientos de palabras, por muy bonitas que sean.
El viaje a México, llena a la Iglesia de aquel país de esperanza y la pone en el rumbo adecuado, ante los desafíos de este siglo.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 15, 2016 por gervis en la categoría Articulo