diciembre 17 2012

VIOLENCIA EN EL DEPORTE

El deporte, levanta pasiones y mueve masas, es algo evidente y que no viene de ahora.
Sin embargo, una cosa es la ilusión por la victoria y otra el “forofismo” desaforado que muchas veces acaba en violencia.
El asunto Racing, se ha ido de la manos y amenaza con ser ya capitulo de violencia, como parece que ocurrido en las últimas horas, siguiendose a un jugador por parte de un grupo de encapuchados.
Por mucho que nos duela el asuntos institucional del Racing, vergonzoso y pendular en la gestión; nada ni nadie puede justificar la violencia.
La violencia, viene propiciada por falta de formación integral y de horizontes vitales y en parte los medios de comunicación debiéramos hacer examen de conciencia, si con nuestra forma de actuar no colaboramos de forma indirecta a este clima irrespirable.
Hacer del deporte, o del fútbol un todo en nuestra vida, es muestra de carencias internas, afectivas y de rumbo, muy peligrosas.
La sociedad, en su conjunto es responsable, sin embargo, los medios de comunicación, debiéramos de ser agentes transmisores de educación, deportividad y no de agresividad.
Esto no significa no denunciar, irregularidades, ni dejar de decir la verdad, en modo alguno; significa tener mesura y ser prudente.
Algunos, quizá demasiados por tener un micrófono o una pluma, se creen mucho mas de lo que son y se convierten en tribunales inquisitoriales, cosa que no son; solo son “contadores de cosas” como decía Jose Maria Garcia; ni mas ni menos.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado diciembre 17, 2012 por gervis en la categoría Articulo