julio 5 2016

VUELING: AMBICIÓN DESMEDIDA

Vemos estos días, los problemas generados a miles de pasajeros por parte de la compañía aérea Vueling.
El problema de Vueling, es el problema de una ambición desmedida y de un crecimiento de estructura poco sólido.
Se han programado muchos vuelos y no se tienen las tripulaciones suficientes ni los aviones necesarios, por lo tanto, al mínimo incidente, toda la programación se cae como un castillo de naipes.
Evidentemente, hay que sustanciar responsabilidades y analizar en profundidad la situación.
AESA, la agencia de seguridad aérea debiera analizar el descanso de las tripulaciones, que seguro que se cumple, pero ante retrasos y problemas en los aeropuertos, seguro que sufre un estrés extra que hay que evitar.
Otro tanto, se debe de hacer con los tripulantes de cabina y sus descansos, porque una situación de este tipo afecta a todo el colectivo.
En definitiva, es necesario que AESA sin demagogia alguna investigue con seriedad para ayudar a controlar la situación.
Vueling, es una compañía de futuro y sin duda solucionados los problemas, volverá a la senda de la normalidad, pero se hace necesario ser precavidos y sobre todo volver la confianza al pasajero con medidas sensatas y claras.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado julio 5, 2016 por gervis en la categoría Articulo